Puerta corredera de interior, una solución decorativa y que es tendencia

Puerta corredera de interior, una solución decorativa y que es tendencia

loft ambiance - Puerta corredera de interior, una solución decorativa y que es tendencia

Ahorrando espacio, la puerta corredera interior ahora también es decididamente decorativa, aportando un toque extra de estilo a cada habitación de la casa. Con tabique de ladrillo o montado en la pared, está disponible en madera, aluminio o PVC, pero también esmaltado, sólido o de vidrio para armonizar con todos los interiores.

Diseño y ahorro de espacio, la puerta corredera de interior no carece de ventajas. En particular, permite optimizar el volumen útil de la habitación, pero también se puede utilizar para modular el espacio o delimitar las zonas de estar.  

Una puerta corredera interior para ahorrar espacio

Ideal en una habitación pequeña, la puerta corredera interior sobre todo ahorra espacio en el suelo. Como punto de referencia, la ganancia de suelo se estima en aproximadamente 1 m2 por puerta.  

El principio ? Equipado con un carril guía (fijado al suelo, techo o pared), se abre a lo largo de la pared (o dentro de la pared). Con ella, por tanto, ya no hace falta una superficie de paso como con una puerta batiente, para una puerta que además es más práctica que un modelo abatible.  

En unas medidas estándar de 204 cm de alto y 73 cm de ancho, se adapta a multitud de configuraciones pero también está disponible en diferentes anchos (83, 93 cm, etc.) para cubrir todas las necesidades. Así, si el ancho de 73 cm es perfecto para la entrada de un dormitorio, puedes optar por el de 83 cm para un paso más cómodo en el umbral del salón o de la cocina. Bueno saber: para techos altos, también hay alturas a medida de hasta 260 cm.  

Una puerta corredera interior, que además modula el espacio

Muy funcional, la puerta corredera interior también optimiza la circulación en la habitación. Una ventaja en términos de comodidad de uso, en particular para personas con movilidad reducida, una anchura de 93 cm que permite el paso de una silla de ruedas.  

¿La buena idea? Úselo ya no como una puerta interior, sino como un tabique extraíble para separar dos espacios de vida, la sala de estar y la cocina, por ejemplo, que puede abrirse o cerrarse a voluntad en la sala de estar.  

Puerta corredera de interior, ¿qué sistema elegir?

La puerta corredera interior se mueve a lo largo de un carril. Con dos posibilidades, la hoja de madera, PVC o aluminio puede deslizarse a lo largo de una pared (sistema de instalación de pared) o deslizarse dentro de la pared (instalación de bolsillo).  

¿Buscas puertas de interior de madera maciza? Nuestros amigos de Puertas Rústicas TodoPuertas disponen de una gran colección de puertas de interior fabricadas con madera maciza con una gran variedad de diseños y acabados.

En la instalación mural , la puerta interior abierta se desliza sobre un carril a lo largo de la pared cubriendo así esta última. Más fácil de instalar que un riel de puerta empotrada y menos costoso, sin embargo, requiere una superficie limpia en la pared para abrirse perfectamente, sin enchufe, interruptor u otros muebles… La mayoría de las veces colocada en un riel oculto detrás de la puerta, la puerta es como suspendida, dándole un estilo muy de diseño y contemporáneo. También es posible optar por una barandilla vista, permitiendo en este caso potenciarla como complemento decorativo.  

La puerta corredera empotrada también se desliza sobre un riel, pero en la posición abierta encaja completamente en la pared. Ahorrando espacio, libera así espacio a lo largo de la pared, para instalar muebles, un radiador… Estético, sin embargo, requiere más trabajo para instalarlo, en particular creando una doble partición. Por último, está disponible en diferentes versiones, con una, dos o incluso cuatro puertas. También prácticos marcos en kits o premontados para simplificar la instalación.  

Puerta corredera de interior, el activo decorativo

Acristalada, combina vidrio y madera o vidrio y aluminio y separa idealmente dos espacios dejando pasar la luz. La parte acristalada será más o menos grande según el modelo elegido, estando entre las tendencias del momento la puerta corredera interior de cristal combinando aluminio y la parte superior de cristal. Diseño ultra con su panel de vidrio esmerilado, optimiza la luz pero, sin embargo, conserva la apariencia. Por lo tanto, se puede instalar muy bien en la entrada de un baño o de un dormitorio. 

Puerta corredera interior, la elección de los materiales.

En PVC, su principal ventaja es su carácter altamente aislante. Realizado en madera o isoplano, aporta encanto y calidez a la estancia, con buenas prestaciones en cuanto a aislamiento térmico y acústico. Finalmente, en aluminio (muchas veces combinado con cristal), muestra un diseño moderno y un espíritu industrial muy apreciado pero también una gran robustez para una puerta que perdura en el tiempo y es muy fácil de mantener. El más ? El aluminio también permite jugar con el color con diez posibilidades, para adaptarse aún más a la decoración de la estancia.  

Puerta interior corredera, los Plus que marcan la diferencia

La calidad del riel debe verificarse cuidadosamente ya que soporta el peso del panel. Las ruedas también contribuyen a la robustez de la instalación. Si es posible, utilice ruedas con cojinetes de bolas, que son las más resistentes. Por último, tenga cuidado con la contaminación acústica, eligiendo una puerta interior corredera que se abra y cierre suavemente.  

Fabricación francesa, garantía de calidad y garantía.  

La posibilidad de pasar a la fabricación a medida si no encuentras lo que buscas con dimensiones estándar. 

Los accesorios disponibles para personalizar su puerta corredera, desde los ojos de buey de todas las formas hasta las manijas de las puertas en particular, que pueden marcar la diferencia con una selección de manijas empotradas, de tracción con los dedos o incluso verticales para realzar el estilo contemporáneo.  

El Consejo: Juega con los materiales o formas de estos tiradores optando por ejemplo por un material (acero inoxidable, aluminio, etc.) que rompa con el de la puerta o una forma original, redonda o rectangular. Una forma sencilla de personalizar su puerta interior corredera.

Admin

Website: